Republicanos buscan canjear TPS por muro

Tres días después de que el presidente Donald Trump amenazó con cerrar la frontera con México si no obtiene los fondos para la construcción del muro, algunos senadores republicanos mostraron su interés en negociar, antes de tomar medidas extremas, $5 millones para "seguridad en la frontera" a cambio de permisos de trabajo para todos los beneficiarios de DACA y TPS.

"Hemos hablado de hacer tratos. Podemos encontrar la forma de salir de este desastre (cierre parcial de la Administración) y eso incluye alrededor de $5 millones para seguridad en la frontera, muro, cerca o como quieran llamarlo. Este es un trato que puede dar alivio a los beneficiarios de DACA y el otro punto es el TPS, el presidente está muy abierto a este tema", dijo el senador republicano Lindsey Graham.

Según Graham, el 30 de diciembre en una reunión especial en la Casa Blanca, los republicanos hablaron de esta propuesta que será presentada a los demócratas para negociar sobre el cierre parcial de la Administración y el funcionamiento normal del Ejecutivo estadounidense, antes de que el nuevo Senado y la Cámara de Representantes inicien el período en unas dos semanas.

Sin embargo, aunque el presidente Trump participó en el encuentro, no se comprometió a ceder en la que ha sido una de sus luchas más emblemáticas en el tema migratorio.

Los permisos de trabajo que están dispuestos a negociar los republicanos darían un alivio temporal a los tepesianos y beneficiarios de DACA. Sin embargo, esta no es la solución por la que activistas, afectados y civiles han estado peleando en Estados Unidos desde que Trump anunció la cancelación de ambos programas que amparan a más de 300,000 inmigrantes, entre ellos unos 250,000 salvadoreños.

"Nosotros necesitamos una solución permanente, porque al terminar los permisos de esta propuesta volveríamos a la situación de limbo en la que estamos. No necesitamos solo permisos de trabajo, necesitamos soluciones definitivas que nos permitan continuar aportando, construyendo y viviendo en el país con nuestras familias", dijo Omar Henríquez, un beneficiario salvadoreño del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) .

El siguiente período de los senadores que fueron electos el 6 de noviembre pasado inicia en unas dos semanas, por lo que algunos abogados consideran que negociar entre una solución permanente y una reforma migratoria, por $5 millones para el muro, no es algo que vayan a realizar los demócratas, pues el punto de presión para los políticos en el país es el tema migratorio.

"No creo que los demócratas vayan a aprobar fondos para el muro, porque a partir de enero, cuando el nuevo Congreso inicie sesión, la correlatividad de poderes va a cambiar y ahí tendremos gente progresista que quiere una solución permanente y no temporal al tema migratorio", explicó el abogado de migración Iván López Madrigal.

"El presidente Trump ha venido intensificando su demanda de asignación de recursos financieros para avanzar en la construcción del muro fronterizo. Por lo tanto, es muy posible que el Partido Demócrata pueda exigir medidas de protección para personas migrantes que se han beneficiado de TPS y DACA en los últimos años, pero debe ser presionado para que asuma un rol más exigente de medidas de protección para beneficiarios de estos dos programas", dijo Óscar Chacón, de Alianza Américas.

Una vez asuman las nuevas autoridades, por tener mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, las posibilidades de los republicanos de negociar fondos para el muro que el presidente quiere construir son menos.

Comentarios »

blog comments powered by Disqus

P


Galería El Migrante 10k


Radio El Migrante


El Migrante 10K




©2016 El Migrante