Inmigrantes son afectados con el cierre de las cortes de migración

Daniel Macario Mendoza Centeno llegó muy contento media hora antes de su cita a las 8:30 de la mañana a la Corte de Migración en el centro de Los Ángeles, pero para su sorpresa las puertas del tribunal estaban cerradas.

“Debido al cierre del gobierno federal todas las audiencias de la corte de migración de los no detenidos se han cancelado, y la ventanilla de la corte de migración está cerrada para presentar documentos de todo tipo excepto para procesar mociones de los detenidos”, se indica en el aviso colocado en el edificio de la corte de migración puesto al alcance de todos aquellos con citas en el tribunal.

Cabe aclarar que las cortes de detención migratoria continúan abiertas.

El gobierno federal cumple este viernes 11 de enero, 21 días de un cierre parcial que afecta a cientos de miles de trabajadores en el país pero también a los inmigrantes que están tratando de ajustar su estatus migratorio y evitar su deportación. Entre las agencias federales que han cerrado figura el Departamento de Justicia, del cual dependen los tribunales de migración.

 

Axel, un niño con una condición especial da un beso a su padre Daniel Macario Mendoza Centeno quien debido al cierre del gobierno federal, perdió la audiencia para arreglar su estatus migratorio. (Foto suministrada).Axel, un niño con una condición especial da un beso a su padre Daniel Macario Mendoza Centeno quien debido al cierre del gobierno federal, perdió la audiencia para arreglar su estatus migratorio. (Foto suministrada).

El entusiasmo de Daniel Macario, un inmigrante mexicano rápidamente se desvaneció para dar paso a la tristeza y la preocupación.

Me sentí muy mal, triste y asustado. Uno ya quiere estar bien en este país. Ahora tengo que esperar no sé cuánto tiempo más”, dice.

Había esperado dos años para la audiencia final en la que se decidiría si le aprobaban o no la residencia.

“El abogado me dice que ahora tenemos que ir a dos audiencias más antes de que se decida mi suerte”, dice desilusionado.

 

Daniel Macario Mendoza Centeno posa al lado de su familia (Foto suministrada).Daniel Macario Mendoza Centeno posa al lado de su familia (Foto suministrada).

Daniel Macario de 35 años, es un padre de familia de tres hijos de nueve, seis y un año de edad nacidos en los Estados Unidos. Emigró de la ciudad de México en 2005. Su esposa es ciudadana y podría haber arreglado la residencia a través de ella, pero como entró sin papeles, tendría que ir a la embajada estadounidense en Ciudad Juárez por un perdón.

“Era muy riesgoso salir. No puedo tomar ese riesgo. Yo trabajo en la construcción, y soy el principal sostén de mi familia. Mi esposa no puede trabajar porque ella se hace cargo de los niños”, precisa.

Daniel Macario solicitó la residencia en base a las condiciones especiales que sufren sus hijos. Axel de 6 años padece el Síndrome de Goldehar, un padecimiento que se caracteriza porque los niños nacen sin oídos y no pueden escuchar. Su hija de un año, Daniela, nació con una enfermedad en el corazón.

Este aviso fue pegado afuera del edificio de la corte de migración en el centro de Los Ángeles. (Foto suministrada).Este aviso fue pegado afuera del edificio de la corte de migración en el centro de Los Ángeles. (Foto suministrada).

Dice que como él, muchos otros inmigrantes que el miércoles 9 de enero acudieron al tribunal de migración se sintieron frustrados por el cierre del gobierno federal que canceló sus citas migratorias.

 

El abogado en migración Alex Gálvez, quien lleva el caso de Macario, dice que es probable que el cierre del gobierno haya provocado que el inmigrante tenga que esperar de uno a tres años más para resolver su caso.

Daniel Macario presentó la solicitud 42B que permite obtener la residencia para los padres indocumentados de hijos ciudadanos o residentes estadounidenses con condiciones especiales que requieren de cuidado y tratamiento médico de por vida como Síndrome de Down, parálisis cerebral, autismo severo, retraso mental y discapacidad física o mental. También pueden calificar personas cuyos padres o cónyuges sufren de algunas de las condiciones citadas.

“Es importante aclarar que para calificar para este alivio, los padres tienen que llevar al menos 10 años de vivir en el país”, observa Gálvez.

La niña Daniela Mendoza de un año de edad, que n sufre del corazón junto con su hermano Axel, un niño especial ayudan a su padre Daniel Macario Mendoza Centeno a obtener la residencia. (Foto suministrada).La niña Daniela Mendoza de un año de edad, que n sufre del corazón junto con su hermano Axel, un niño especial ayudan a su padre Daniel Macario Mendoza Centeno a obtener la residencia. (Foto suministrada).

Otras víctimas

Gálvez sostiene que no hay retrasos en las entrevistas de residencia y ciudadanía, pero hay riesgos para los niños que cumplen los 18 años en estas fechas del cierre de gobierno y no han sometido la solicitud de asilo porque ahora bajo los cambios hechos por Trump, se debe tener la entrevista antes de los 18 años. “Bajo el cierre tampoco podemos archivar ninguna solicitud o documentos en las cortes”, anota.

 Para las familias que se encuentran en corte de deportación, y tiene una aplicación pendiente de residencia, si los niños cumplen 21 años durante este periodo de cierre, los solicitantes podrían ser descalificados.

El abogado enfatiza que aunque haya un cierre de los tribunales, los inmigrantes tienen que acudir a las citas. “No se pueden ir a dormir, pensando que como hay un cierre, no tienen que ir. No sabemos si en el transcurso de la medianoche, se levante el bloqueo y si pierden la cita, su deportación puede ser ordenada en la audiencia. No es válido el argumento de que no asistí porque yo pensaba que la corte estaba cerrada. Tienen que presentarse físicamente y cerciorarse por sí mismos que no van a tener su audiencia”, advierte.

Comentarios »

blog comments powered by Disqus

P


Galería El Migrante 10k


Radio El Migrante


El Migrante 10K




©2016 El Migrante